¿Cómo lograr una dieta exitosa?

dieta exitosaDescubre las mejores maneras de evitar los antojos, lograr una dieta exitosa y dejar de lado las privaciones cambiando hacia una nueva forma de comer que te hace ver y sentirte fantástica.

Seamos realistas: no vas a cambiar tus amadas papas fritas por ensalada de repollo de un día para el otro. Y es por eso que quizás muchas dietas fallan para ti. La mayoría de ellas le quitan a tu cuerpo las comidas a las que está acostumbrado, un paso que te pone en el lugar ideal para que vuelvas a caer en ganar peso. Y la determinación no importa.

Tu cerebro pasará por lo mismo que pasan las personas que dejan de fumar, y te sentirás con hambre todo el tiempo. En un estudio publicado por la Academia Nacional de Ciencias, cuando las ratas con acceso a azúcar y comidas con sabor a chocolate ya no podían alcanzar esas comidas, sus cerebros bombeaban hasta cinco veces la cantidad normal de corticotropina, la mima hormona de estrés que se libera en los drogadictos que están tratando de dejar las drogas.

Entonces, en lugar de dejar todo de un día para el otro, la transición entre los malos hábitos alimenticios y los buenos se debe realizar en pasos pequeños. Esto le enseñará a tu cuerpo a disfrutar de las comidas saludables que satisfacen el hambre y perderás centímetros enseguida.

Prepárate para dar por finalizada la época de dietas que van y vienen, para siempre

No tan rápido. Los pasos pequeñitos son la mejor manera de reformar tu paladar. Esta lista muestra ejemplos de cómo desligarte de los hábitos que son malos para ti. Pasa de dos a cuatro semanas en cada etapa, el sistema en tu cerebro necesita tiempo para adaptarse y ajustarse.

La secuencia sería la siguiente, y aplica para casi cualquier alimento, en este caso utilizaremos el pollo:

Malo: Pollo frito. Con la cobertura crocante puede tener hasta nueve gramos de grasas saturadas por porción.

Bueno: Pollo horneado con salsa barbacoa. Con esta opción se va mucha de la grasa saturada, pero la salsa deliciosa es aún así pura sal y azúcar.

Muy bueno: Pollo parmesano. Casi no tiene azúcar. Usa no más de cuatro cucharaditas de queso rallado para controlar las grasas y las calorías.

Lo mejor: Pollo grillado o horneado con hierbas. Puedes ahorrarte hasta siete gramos de grasas saturadas y 200 calorías si lo comparas con su versión frita.

Este es un ejemplo perfecto de como puedes ir volviendo cada vez mas saludable las comidas que te gustan, ve despacio y con paciencia. Te aseguro que en unas semanas te va a saber igual de delicioso el pollo grillado.

También recuerda siempre incluir en tu dieta alimentos que te permitan mejorar tu salud, independientemente de adelgazar. La leche de alpiste y sus beneficios es un ejemplo de ellos. Ya que te ayuda a adelgazar y mejora tu salud a la vez.

Danos tu opinión!